14 feb. 2010

Proclama Contracultural y Anti-Represiva

"No me venga pues con aires de apolítico cantor:
el arte está con el pueblo o con el opresor"
(JOVALDO, 'Aclaraciones a un intelectual apolítico')


Somos un colectivo contracultural y multidisciplinario de Arte Callejero. Lo conformamos artistas que comenzamos a organizarnos frente a la persecución que viene sufriendo la cultura popular después del 2001 y más aún después de Cromañón.

Los artistas populares vimos coartados nuestros espacios de expresión en nuestra historia reciente: con las intentonas de aniquilar las asambleas populares; con el post-Cromañón vimos cerrar masivamente lugares de exposiciones independientes y los pocos que quedan nos piden altos costos para expresarnos… Es que Cromañón prendió la bengala del negocio cultural dejándonos como alternativa la cultura de los arriba: entradas carísimas para megafestivales de marcas multinacionales que nunca vamos a llegar a pagar, museos, centros culturales o pubs… todos de negocio privado, como por ejemplo La Trastienda y Acatraz (propiedades de Telerman).

La persecución a los artistas populares se manifiesta también con la gestión Macri, recientemente con la clausura masiva y desalojos de una veintena de centros culturales independientes, los cierres o enrejamiento de plazas… Todas estas situaciones, además de ser un avance claro sobre el espacio público y de acceso irrestricto, son la impronta que tienen los de arriba de convertir la cultura en un monigote de los empresarios y políticos de turno, para privatizarla y que sea de acceso excluyente, o sea, para todo aquel que lo pueda pagar.

Es contra esa cultura monigote contra la cual tomamos Revancha, contra la cual nos expresamos, contra esa cultura hueca a veces obvia y a veces disfrazada de discurso florido, abstracto e “intelectualoide” que reproduce los intereses de la burguesia y el imperialismo, al mismo tiempo que reproduce el estereotipo de artista enajenado que solo se mira el ombligo y baila al compás de las multinacionales.

Al ser además de artistas, trabajadores y estudiantes, nos hemos impuesto la tarea de mostrar un fiel reflejo de nuestra realidad, y lejos de estar mirándonos el ombligo nos proponemos crear con los pies bien puestos en la tierra, agitando y denunciando no solo la persecución de la cultura popular de la cual somos parte, sino también la avanzada represiva que se va agudizando contra el pueblo trabajador.

Mientras nuestra cultura, nuestra educación y nuestra salud se desintegran…el Presupuesto Nacional no solo ha sido desviado al pago de la deuda ilégitima con el imperialismo, también ha sido triplicado por el gobierno “nacional y popular” el presupuesto para espionaje desde 2003. En el año que se fue, la SIDE recibió 70% más de los fondos previstos por el presupuesto nacional 2009. Y el fomento a la represión preventiva no termina ahí, ya que en 2007 el mismo gobierno aprobó la Ley Antiterrorista por presión del imperialismo yanki en donde toda organización social o política que se plantee una lucha de fondo por cambiar la realidad es considerada terrorista y sediciosa. Es el mismo gobierno de los “derechos humanos” (ni siquiera de los trabajadores…) el que no desmanteló los grupos de tareas que operaron en la última dictadura militar. Así es como tenemos desaparecidos en esta democracia trucha a Luciano Arruga y a Julio López.

Si a esto le sumamos los estragos que sufre nuestro pueblo con la UCEP de Macri y la pronta puesta en práctica de la Policía Metropolitana, declaradamente Antipiquetera… tenemos, además de un cuadro complicado para la “libertad de expresión”, un avance represivo de la burguesía servil al imperialismo contra nuestras luchas y la organización del campo obrero y popular.

Como artistas populares no podemos estar ajenos a lo que padecemos como pueblo: mucho palo y poca zanahoria. Pues necesariamente allí radica el rol de la cultura popular… reflejar la historia de los de abajo, nuestra verdadera identidad, la que siempre quieren callar. Lo que padecemos, lo que reivindicamos, lo que queremos transformar. Es la defensa de nuestros intereses como explotados y oprimidos frente a la privación sistemática de nuestros derechos por parte de los de arriba. Pero el pueblo siempre se toma Revancha… ¡No nos van a callar!

¡DEFENDAMOS NUESTRA CULTURA PORQUE EN ELLA
SE REFLEJA LA HISTORIA QUE TENEMOS COMO PUEBLO!
Colectivo de Arte Callejero.

CONTRACULTURAL Y ANTI-REPRESIVO

¡EN DEFENSA DE LA CULTURA DE LOS DE ABAJO,
FRENTE A LA AVANZADA REPRESIVA DE LOS DE ARRIBA!

1 comentario:

VECINOS UNIDOS EN DEFENSA DE LA VIDA dijo...

hola soy magali rueda, soy parte de los vecinos autoconvocados de santa marta, estamos defendiendo la vida de todos loas ciudadanos en contra de las malditas antenas de claro que enferman a la gente,en complicidad con el municipio de lomas.
apoyamos su causa a favor de la educacion ,de la contracultura,"el pueblo tiene y debe ser escuchado."

saludos!!
desde aca, y los estaremos viendo.